Limpieza Espiritual del Hogar

//Limpieza Espiritual del Hogar

Limpieza Espiritual del Hogar

¿Quieres que te enseñemos a hacer una buena limpieza para tu casa? No has encontrado este sitio por casualidad. Presta mucha atención.

limpieza energética hogar 300x244 - Limpieza Espiritual del Hogar

Limpieza Espiritual del Hogar

Características de la Limpieza Espiritual del Hogar

Dificultad: BAJA.
Duración: RECARGA CADA 30 O 60 DÍAS.
Potencia: MUY ALTA.
Temática: HOGAR.

Como has podido comprobar, te encuentras con un Ritual con una potencia muy alta, una dificultad mínima y unos resultados que no solo son espectaculares, sino que son necesarios para la correcta convivencia familiar en una casa, evitar discusiones y propiciar las rachas de buenas suerte.

Además, vas a conocer Cómo Hacer una Limpia en Casa poderosa que puedes realizar HOY mismo.

Y, por supuesto, se trata de un ritual Abre Caminos de Magia Blanca para limpiar una casa, por lo que NO tiene ningún efecto adverso o negativo

Como hacer limpieza espiritual de casa.
Es importante que el día que decidas hacer la limpieza de tu casa estés solo o con un máximo de una persona que pueda ayudarte a realizarlo.

De este modo, aseguras la concentración en el proyecto que vas a llevar a cabo y minimizas las distracciones.

También será conveniente que tengas todos los utensilios y elementos para realizar el ritual en un lugar localizado y preparados para poder usarlos.

Y por último, recuerda visitar y anotar los Consejos para hacer un ritual Abre Caminos.

Todos ellos son de utilidad en esta limpieza y pueden propiciar que los obstáculos presentes en tu hogar sean, literalmente, fulminados de manera más rápida.

Elementos necesarios para hacer el Ritual
Medio limón.
2 cucharadas soperas de sal.
Unas gotas de vinagre de vino.
Cubo de fregar y una fregona o mocho.

Guía: Limpieza Espiritual del Hogar
El primer paso será, una vez tengamos todos los elementos listos en una mesa, recorrer toda nuestra casa (desde las habitaciones interiores hasta llegar a la puerta del hogar), mientras damos las gracias al Universo por tener este hogar. Puedes recitar la siguiente frase:

“Te doy las gracias por la protección y calidez que me proporcionas hogar y solicito tu permiso para limpiar energéticamente estas habitaciones”

Una vez hemos mostrado gratitud y solicitado permiso a las fuerzas invisibles para iniciar este ritual llenaremos el cubo con agua del grifo y añadiremos, siguiendo este orden, los siguientes elementos:
a) El jugo de medio limón.
b) 2 cucharadas soperas de sal.
c) Unas pocas gotas de vinagre de vino.
Ya con el cubo preparado con los ingredientes necesarios, nos dispondremos a realizar la limpieza. Es importante que mientras lo realizas mantengas una actitud positiva, sintiendo la energía de cada una de las habitaciones y sintiendo como la negatividad, las malas energías y aquellas barreras y obstáculos se van depositando en el agua del cubo mientras el ritual que hemos preparado blinda nuestras estancias con fuerza, bienestar y protección.
La limpieza se realizará desde las habitaciones de dentro, o más internas, hasta llegar afuera o a la puerta de la casa.
Ya finalizado el ritual, procederás a desechar el agua por el retrete o inodoro o, en su defecto, puedes eliminarla en la calle. Eso sí, con una suficiente distancia de la puerta de tu casa. Del mismo modo, si decides desecharla por el urinario recuerda estirar de la cadena justo después.

Paso adicional o extra: ¿Necesitas más protección?
Lo cierto es que hay situaciones en las que no basta con esta limpieza energética. Cuando la maldad se ha instaurado en nuestra casa y las discusiones, desesperanza y necesidad forman parte del día a día hay que emplear medidas adicionales para una situación delicada.

Así, puedes aumentar tu protección lanzando una pequeña cantidad de sal (el tamaño de una cuchara de postre), empleando tus dedos, en cada una de las esquinas de las habitaciones más transitadas de tu casa,  normalmente Comedor o salón, cocina y dormitorios.
Cuando realices la limpieza de la casa, ya sea al día siguiente o a los dos o tres días, puedes barrer con total normalidad la sal depositada en las estancias de tu hogar, como si de mero polvo o suciedad se tratase, y la eliminarás en la basura.
Como has visto, este ritual es muy sencillo y los resultados son asombrosos. Aunque pueda parecer, en un principio, un ritual que afecta únicamente para la casa, lo cierto es que esta limpieza espiritual es un auténtico Abre Caminos que repercutirá positivamente en muchas esferas de tu vida.

Deje su comentario