El adivino ciego Tiresias

Tiresias

tiresias

Tiresias

En la mitología griega, Tiresias fue un adivino ciego de la ciudad de Tebas; fue uno de los dos adivinos más célebres de la mitología griega. El otro fue Calcas.

Hijo de Everes y de la ninfa Cariclo, Tiresias tuvo dos hijas: Manto y Dafne.

Hay dos historias diferentes sobre la ceguera de Tiresias y sus poderes paranormales.

Tiresias-golpeando-las-serpientes-300x231

Tiresias y las serpientes

 

Tiresias era ciego desde joven. Según las versiones, su ceguera fue causada por la diosa Atenea ―que lo castigó por haberla sorprendido mientras se bañaba― o por la diosa Hera ―tras mediar en una disputa sobre el placer que tenía con Zeus―, aunque en ambos casos le fue concedido como compensación el don de ver el futuro.

En la última versión, Tiresias sorprendió a dos serpientes apareándose, las separó y entonces Hera lo convirtió en mujer.

Siete años más tarde, Tiresias volvió a ver a las serpientes en circunstancias similares, y entonces Hera le hizo recobrar su sexo.

Esta experiencia única hizo que Zeus y Hera recurrieran a él como árbitro en una discusión sobre quién experimentaba más placer sexual.

Cuando Tiresias afirmó que el hombre experimenta una décima parte del placer que la mujer, Hera, indignada, lo castigó dejándolo ciego. Zeus, sin embargo, le otorgó el don de la profecía y una larga vida.

El significado esencial de la figura de Tiresias reside en su papel de mediador: gracias a sus dotes proféticas, media entre los dioses y los hombres; por su condición andrógina, lo hace entre hombres y mujeres; y por la excepcional duración de su vida, entre los vivos y los muertos.

 

2018-12-03T19:40:59+00:00

Deja tu comentario