Amuletos para la buena suerte

¿Conoces la diferencia entre amiletos y talismanes?

La creencia en los poderes mágicos de los amuletos y talismanes es tan antigua como la civilización humana, y aún sigue siendo fuerte.

¿Sabes en qué te pueden ayudar los diferentes amuletos y talismanes?

Amuleto: Cualquier cosa que propicia el bien como medida preventiva contra el mal, el daño, la enfermedad, la brujería etc.

Se entiende por “amuleto” o “talismán” el adorno que encierran en su interior una fuente de protección para apaciguar a los espíritus o que se le supone dotado de un poder sobrenatural.

Talismán: Objeto consagrado mediante la realización de un ritual religioso. Amuleto que lleva una inscripción mágica o sagrada. Objeto al que se le supone disfrutar de poderes ocultos de influencias de planetas y configuraciones celestiales bajo las cuales se ha realizado el ritual mágico o religioso.

Os mostramos algunos de los muchos que existen:

A continuación dejamos una lista parcial de algunos de los amuletos  y sus usos.

 

amuletos-y-talismanes-600x600

 

 

Amuletos para la buena suerte

Pentagrama: Es el símbolo pagano más poderoso y su presencia es imprescindible en ésta clase de ceremonias, el pentagrama consiste en una estrella de cinco puntas encerrada en un circulo y representa los cinco elementos primarios: el fuego, el agua, el aire, la tierra y el espíritu. Llevarlo en forma de pendiente ó su imagen grabada en un anillo nos aumenta las habilidades psíquicas y predispone al uso de la magia y da más fortaleza a toda clase de rituales místicos además de protegernos contra fuerzas malignas y ataque psíquicos.

Tetragramatón: Éste es uno de los amuletos de protección más fuertes que existen.
Otra de sus cualidades es mostrar a quien lo lleva, el camino hacia la luz y sabiduría interior
Si está del derecho representa a los maestros de luz, mientras que del revés, con las dos puntas hacia arriba representa la oscuridad.

Símbolo solar:   Un amuleto en forma de sol es muy efectivo para conseguir el éxito, buena salud, riqueza, cordialidad, optimismo, nuevos comienzos y hasta fama.  El símbolo solar es de suma importancia y es sagrado para las deidades solares pues representa al Dios en todo su esplendor.  Para que sea aún más poderoso, procure que sea dorado y si es posible de oro, manteniéndosele siempre muy limpio y brillante.

Ancla: Un amuleto en forma de ancla es muy efectivo para lograr afianzar buenas energías del universo y así asegurarnos tanto de lo que ya hemos obtenido como de lo que está por venir. Portar o llevar un pendiente en forma de ancla también ayuda a mantener el balance y los pies sobre la tierra para poder actuar con más certeza en nuestras decisiones. De preferencia que el ancla sea de Plata. Sinónimo de esperanza, de seguridad y de buena fortuna.

Cruz de Caravaca: La cruz de Caravaca es un símbolo muy venerado y es un favorito como talismán, se usa especialmente para protegerse y repudiar energías malévolas, atrayendo hacia nosotros las más altas y puras vibraciones, como por ejemplo ángeles y guías espirituales. Llevar una alrededor del cuello permite alcanzar un nivel más elevado en las meditaciones, también facilita los poderes y habilidades psíquicas, aclarando la mente para encontrar las respuestas necesarias. De preferencia que ésta sea de plata.

Cruz egipcia o Ankh: El Ankh es un símbolo religioso muy antiguo y es el más popular de los Egipcios, se parece mucho a una cruz con la diferencia que éste comienza en su tope con un circulo alargado (como una cabeza) que termina en punta convirtiéndose en el cuerpo de la cruz. Este amuleto es muy poderoso pues simboliza el poder de la vida y del conocimiento cósmico. Llevar uno consigo asegura el desarrollo de los poderes psíquicos además de proveer a su portador con una gran protección contra el mal y mantenernos en muy buena salud. Se cree que este antiguo amuleto egipcio preserva de las enfermedades de la piel, así que puede resultar idóneo en verano.

Llave: Símbolo de una vida plena y satisfactoria. Los talismanes con tres llaves abren las puertas que conducen al amor, la riqueza y la salud. Como su nombre lo indica, cargar un amuleto en forma de llave, nos permitirá que se nos abran las puertas del éxito y los caminos hacia nuevas oportunidades. Puede cargarse en joyería, en la cartera o simplemente en el bolsillo, es importante recalcar que la llave tiene que ser antigua o de tal forma, si es una verdadera llave, tiene que ser una que ya no esté en uso. Llevar una alrededor del cuello es especialmente beneficioso pues abrirá nuestras mentes y también las de las personas con quienes interactuemos y al mismo tiempo cerrará las puertas a los malos espíritus y energías negativas.

Pirámide:Las pirámides son símbolos de conocimiento, expansión y elevación, por lo tanto un amuleto en ésta forma nos ilumina y amplía la mente dándonos sabiduría para
saber como actuar y que decisiones tomar, al mismo tiempo que nos ayuda en las meditaciones elevándonos a un nivel más espiritual. Éstos amuletos también nos dan energía y nos fortalecen, los alimentos y las plantas se conservan frescos más tiempo si se les coloca debajo de su vértice. Se les puede portar o tenerlas en casa, coloque una o varias en su escritorio o biblioteca para acertar en todos sus negocios, para curar el insomnio y protección contra ataques psíquicos mantenga una cerca de su cama o debajo de ella. Las pirámides deben mantener su vértice intacto para que sean más efectivas.

Mano de Fátima: A esta figura, que la mano de la hija del profeta Mahoma, se le atribuye el poder de protegernos de enfermedades y de atraer virtudes como la hospitalidad.

Cerdos rotos: Llevar la representación de este animal con una pata rota, sin cola o sin morro resguarda contra todo mal. El animal dañado nos evitará cualquier mal.

Medallas bendecidas: En los viajes la clásica medalla de San Cristóbal se ha revelado como un excelente escudo contra los accidentes. Y la de San Expedito es capaz de obrar como el rayo en caso de necesidad urgente. Las abuelas creían que esta puede provocar el desenlace feliz de una crisis, aportar una solución inmediata e imprevisible a un problema angustioso u ofrecer al desesperado una salvación repentina.

Murciélagos disecados: La superstición sobre este animal procede de Grecia donde se cree que si un murciélago entra en tu casa, lo matas y conservas sus huesos tienes un amuleto de por vida contra todo tipo de accidentes.

Sal marina: Sirve por igual para atraer la suerte como para apartar los maleficios. Se dice que colocar bajo la cama, a la altura del corazón, un plato de porcelana blanca lleno de sal no refinada favorece una empresa sentimental; si se trata de un asunto material hay que ponerlo a la altura de los pies. Además de propiciar numerosos beneficios, protege contra las influencias maléficas que pueden asaltar al durmiente. Después de tener la sal bajo tu cama, quémala y luego tira el producto resultante por el inodoro.

Herradura de caballo: Colocar una herradura sobre una puerta es una manera segura de invitar a la buena suerte a entrar por ella, también se usa para protección contra el mal y la hechicería. Para protección debe colocarse con los extremos hacia abajo y para buena suerte con los extremos hacia arriba. Éste amuleto también puede llevarse consigo en el bolsillo o en cualquier tipo de joyería, es de mucha eficacia para los negocios y el trabajo.
Una herradura que ya ha sido usada por un caballo es aún mejor.

Pulseras de oro o piedras semipreciosas: Los soldados romanos solían llevar en la mano izquierda un aro de oro antes de salir a la batalla para evitar todo tipo de accidentes.

Estrella de David: Éste poderoso talismán es también conocido como el Sello de Salomón y es el principal símbolo del Judaísmo, sus cualidades mágicas y místicas son innumerables, se dice que en la Edad de Bronce fue muy utilizado por los hechiceros, magos, altos sacerdotes y alquimistas de aquel entonces en sus preparaciones de pócimas, amuletos y trabajos mágicos, también ha sido parte esencial de muchas tradiciones místicas de la antigüedad en diferentes partes del mundo. Poseer un amuleto como éste significa asegurarnos protección contra influencias malvadas, como enemigos, demonios, espíritus malignos y el temido mal de ojo. Además de protección, la estrella de David nos concede bendiciones, buena suerte y amor abundante. Cuando se lleva en forma de pendiente o montado en un anillo, se cree, éste actúa como magneto para la riqueza.

Abanicos: No solo sirven para quitar el calor o aventar moscas, en China y en Japón moverlos sirve para alejar los malos espíritus.

Ojo de Horus: Representa al Sol, de quien se dice que es el “Ojo del día”, y ha sido utilizado en toda la cuenca mediterránea desde tiempos remotos contra el mal de ojo que pueden provocar los envidiosos. Antiguamente no había niño recién nacido que no tuviera uno de estos objetos sobre su cuna, pues se creía que la inocencia de los bebés atraía la envidia.

Ágatas: Colocar una de estas piedras semipreciosas a la entrada de tu casa protegerá tu hogar de las envidias, de los robos y de los accidentes.

Ajos: Una ristra de ajos colgada en la cocina ha sido uno de los amuletos más socorridos y tradicionales como remedio contra el mal de ojo y los malos espíritus. En Grecia se opinaba que la simple mención de la palabra tenía carácter protector.

Campanas: A través de los años el sonido de campanas a sido utilizado para alejar los malos espíritus e influencias negativas, hoy en día su uso sigue siendo el mismo. Portar una campana nos asegura protección contra cualquier energía negativa que encontremos y al mismo tiempo nos augura alegrías y festividades en nuestra vida. Usar un brazalete de campanas es una manera muy eficaz de levantar el ánimo y aliviar el estrés.

Corazones: Realizados en todo tipo de materiales y colgados al cuello, enteros o partidos en mitades, son los talismanes elegidos por los enamorados, pues testimonian el afecto que se profesan. Se cree que al regalárselos a la persona querida ahuyentan la sombra de la infidelidad.

Nudos: En forma de anillos o de colgantes, son muy valorados por los amantes, ya que representan la unión de dos cosas.

Cuerno de la abundancia: Son curvos y de ellos salen frutas y flores. Los pequeños suelen estar tallados en madera, en metales preciosos o en marfil. Se cree que incluso los cuernos simples son capaces de aportar a sus dueños riqueza y abundancia.

Elefante: Símbolo del poder, de la sabiduría, de la paz y de la felicidad. En la India se asegura que su presencia en una casa hace desaparecer todos los obstáculos del camino

Mariquitas: Una antigua creencia sostenía que estos animalitos traían suerte económica a quienes los encontraban en su jardín o en la puerta.

Figa o Puño de Azabache: Es un objeto curioso, ya que viene de la antigüedad de la zona norte de España, donde se hacía ese gesto con la mano, se creía que hacía alejar a los seres invisibles que no eran bien recibidos. Primero se creó de madera, hierro y otros materiales, pero cuando vieron que el mineral azabache también repelían las energías negativas, lo completaron así. Simbólicamente es un amuleto de protección y uno de los mayores amuletos de nuestra historia reciente. Se utiliza en bebés y en personas mayores, ya que son las personas más vulnerables a estas energías. Se dice que si se regala completa el ritual de protección.

Peces: Dorados, plateados, de cristal, colgados de pulseras, en forma de pendientes, tallados en madreperla… Son un antiguo símbolo de riqueza y fertilidad.

Trébol Una de las imágenes más asociadas con la buena suerte a través de los años ha sido la del trébol, éste talismán tiene su origen en Irlanda, los antiguos Druidas lo utilizaban mucho para protegerse de todo mal y era considerado como una planta mágica. Se dice que encontrar uno con cuatro pétalos es señal de buena fortuna. Si se recibe uno como regalo, indica que quien lo da, está brindando toda su sinceridad al recibidor. Éste talismán se lleva usualmente como un pendiente, pero también se puede cargar como aretes o en forma de anillo. Para que nunca falte el dinero colocar uno en el bolsillo o en la billetera.

Turmalina Negra:  En gemoterapia, la turmalina negra es valorada por su potencia como escudo en contra de las energías que pueden ser negativas, siendo conocida además por sus condiciones para favorecer el crecimiento espiritual. Tiene la capacidad de armonizar los chakras, transmutar y protegerte de la energía negativa. Dentro de las más preciadas que existen, se encuentra la turmalina negra.

Abejas: Convertidas en piezas de joyería desde la Antigüedad, son mascotas que confieren a su portador la resistencia, habilidad comercial, inteligencia y eficacia. Es el amuleto idóneo para asuntos o personas relacionados con la compraventa.

Búho: Asociado a la diosa griega Atenea, patrona de los estudiantes, es el talismán apropiado para quienes están aprendiendo un oficio o medrando en una carrera intelectual.

Delfín: Esta criatura mítica asociada al dios griego Apolo, protector de la música, la poesía y la pintura, es el amuleto preferido de quienes tienen especial interés en estas artes.

Ojo Turco: El ojo turco es un símbolo de protección característica de Grecia y Turquía, principalmente. Se creó para evitar el mal de ojo, envidias y proteger de energías negativas. Es un amuleto muy antiguo, proviene de la época Egipto y Babilonia. Se dice que los ojos es la parte donde se proyectan toda la energía negativa y de ahí viene que se creará con ese propósito. Aún en la actualidad el ojo turco es un amuleto muy poderoso, ya que rechaza las envidias y energías negativas, pero sobretodo el mal de ojo. Poner un ojo turco en los carritos del bebé es una práctica habitual.

Lira: Se cree que este instrumento musical, vinculado también a Apolo, proporciona a quien lo lleva las cualidades que más ambiciona, ya sea fuerza, elocuencia o atractivo físico.

Prendas de vestir: Muchas personas tienen su propio objeto de fortuna: una corbata, un pañuelo, unos zapatos… Es cuestión de observar qué se lleva puesto el día en que se tiene una suerte especial y ser fiel a dicha prenda. El actor irlandés Colin Farrell, por ejemplo, dice llevar siempre los mismos calzoncillos decorados con tréboles de cuatro hojas el primer día de rodaje de cada película que interpreta: “Están un poco viejos, pero no podría salir de mi camerino sin ellos”, asegura

Rosa de Jericó: La rosa de Jericó es una planta que aparece sobre todo en las zonas desérticas del norte de áfrica y de medio oriente. Su característica principal es que es una planta que puede secarse por completo, y luego, tras colocarla en agua, vuelve de nuevo a la vida, de ahí, que se la conozca también con el nombre de la “planta de la resurrección”.
Es una planta que tiene en su poder de limpiar lugares y espacios de negatividad, ya que suele absorberlas. Una planta ideal capaz de vivir mucho tiempo con el proceso de secarse y volver a nacer, dicen que hasta 20 años puede vivir esta planta. También es interesante cambiarla de vez en cuando, ya que al absorber la negatividad es mejor apartarla de nuestro hogar cada cierto tiempo y comprar otra y repetir el proceso.

Tocar madera: Es un hábito muy usual cuando algo nos aterra. Tiene su origen en las costumbres de los antiguos marineros. Cuando tenían que afrontar tormentas tocaban la madera del barco esperando salvación. Casi nadie escapa a esta superstición. Artistas como Cameron Díaz y Drew Barrymore confiesan volverse locas cada vez que tienen un pensamiento negativo y no encuentran madera a mano.

Hacer los cuernos: Se cree que hacer este gesto con las manos ahuyenta cualquier negatividad que nos esté rondando.

Esperamos poder haber ayudado a sacar de dudas con la diferencia entre amuletos y talismanes.  Ya sabéis cualquier duda que tengáis, nos encantaría que nos dejarais vuestras sugerencias y peticiones.  ¡Abrazos de luz!

 

 

Te esperamos en Mundo Mágico Tarot y Videncia 24 horas.

Iluminamos tu camino mientras tú aprendes a hacerlo

 

CONTACTA CON NOSOTROS

 

2019-05-09T10:46:33+00:00

Un comentario

  1. Amuleto 27/12/2018 en 01:41 - Responder

    Muy buen articulo, has explicado perfectamente las diferencias entre amuletos y talismanes, gracias

Deja tu comentario