Clarissa Pinkola Estés

¿Cuáles son algunos de los síntomas emocionales de una ruptura de la relación con la fuerza salvaje de la psique?

Utilizando un lenguaje exclusivamente femenino, dichos síntomas son: sentirse extremadamente seca, fatigada, frágil, deprimida, confusa, amordazada, abozalada, apática hasta el extremo. Sentirse asustada, lisiada o débil, falta de inspiración, animación, espiritualidad o significado, avergonzada, crónicamente irritada, voluble, atascada, carente de creatividad, comprimida, enloquecida.

La relación con esa fuerza salvaje de la psique femenina es posible y deseable. Te deseamos toda la fuerza y la valentía para que recuperes tu Luz, tu Poder y tu Sabiduría. ¡Buen viaje!

Clarissa Pinkola Estés

Estas líneas le pertenecen a Clarissa Pinkola Estés (psicoanalista junguiana, poeta y cantadora). Aparecen en la introducción de su impresionante obra “Mujeres que corren con los lobos”. Si algo en tu interior se remueve con ellas, lee la obra. Desde ya te advertimos que su lectura provoca efectos secundarios que te acercan irremediablemente a tu verdadero ser.

 

Lobo-aullando

“Una mujer sana se parece mucho a una loba: robusta, colmada, tan poderosa como la fuerza vital, dadora de vida, consciente de su propio territorio, ingeniosa, leal, en constante movimiento. En cambio, la separación de la naturaleza salvaje provoca que la personalidad de una mujer adelgace, se debilite y adquiera un carácter espectral y fantasmagórico. No estamos hechas para ser unas criaturas enclenques de cabello frágil, incapaces de pegar un salto, de perseguir, dar a luz y crear una vida. Cuando las vidas de las mujeres se quedan estancadas o se llenan de aburrimiento, es hora de que emerja la mujer salvaje; es hora de que la función creadora de la psique inunde el delta.”

A ti, mujer:

“Dentro de cada mujer, incluso de la más reprimida, alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad apasionada y sabiduría eterna. Es la Mujer Salvaje, una especie en peligro de extinción que representa la esencia femenina instintiva. Aunque los regalos de la naturaleza les pertenecen desde el nacimiento, los constantes esfuerzos de la sociedad por civilizar a las mujeres y constreñirlas a unos roles rígidos las han dejado sordas a los dones que albergan en su interior.”

 

Dra. Clarissa Pinkola Estés

2018-07-31T17:13:05+00:00

Deja tu comentario