El Tarot y La Sincronicidad

La contemplación profunda de nuestra conexión con la vida, el universo y la realidad de la espiritualidad puede ser transformadora. Tal vez la conexión entre usted y el tarot no sea fácil de ver al principio, pero un tiempo dedicado a reflexionar sobre las imágenes y la estética de las cartas casi siempre arrojará algún tipo de resultado, por lo que puede darse cuenta de cómo las cartas reflejan algo de tu mundo interior. Puedes practicar este proceso hasta convertirte en un experto en encontrar el significado más rápido e instintivo. Cuando uno escucha que el tarot despierta el talento psíquico de uno, es fácil pensar que una persona ha descubierto que la sincronicidad no está solo en las cartas del tarot. Está en todas partes. En ese momento, parecerá que la sincronicidad aparece en todas partes y en cualquier lugar.

el-tarot-600x600

El Misterio de las Coincidencias

Como es sabido, cuando las barajas del tarot se acomodan una tras otra para mostrarnos una situación que estaría por ocurrir, se llega a producir el principio de la sincronicidad, bajo el sustento que nada ocurre por azar.

La sincronicidad

Desbarata los principios de la “casualidad”, dando paso a la “causalidad”, que define que todas las cosas ocurren producto de una causa y efecto, el mismo que fue sustentado por el padre de las escuelas herméticas, Hermes Trimegisto.

Esta teoría, sostiene que un evento lleva a otro y así consecutivamente.

Cuando aplicamos, la ley de la causalidad con el tarot las cosas no suelen ser distintas, ya que el tarot guarda cierta similitud directa con los estados del alma, las circunstancias y las tipologías de las personas.

Por otro lado, es atemporal, debido a la conexión que hace con circunstancias que ocurrirán en el futuro, presente o quizás el pasado.

Con esta definición, podemos llegar a la conclusión que las circunstancias no suceden por casualidad.

Cuando seleccionamos o extraemos una carta de la baraja del tarot, esta nos representa una situación de sincronicidad, a medida que las cartas van saliendo se empieza a tener una circunstancia, y esta se va tejiendo una detrás de la otra, osea una carta genera una causa y otra el efecto.

En conclusión, para la sincronicidad las cosas no suceden por acto de coincidencia, todo tiene una causa y efecto.

[fvplayer src=”http://youtu.be/z1oXBYtsi50″]

2018-09-10T14:17:44+00:00

Deja tu comentario